¿Cuándo escribir?


Hay momentos en lo que definitivamente no debo escribir. Quiero decir, la mayor parte del tiempo me gustaría escribir sobre algo o alguien (en los últimos meses pienso función de escribir la mayoría del tiempo, pero eso lo explicare luego), es que simplemente, no puedo. Es como si todo se pusiera en mi contra para impedir que escribiera. Mi mente se bloquea, mis ideas no fluyen,  me siento frente al computador, abro el editor de texto como para que el cerebro relacione los preliminares al proceso de escritura y empiece a trabajar en modo “escritor”  y… NADA. En algún momento escribo algún párrafo al mismo tiempo en el que la tecla de borrado es presionada para eliminar el desastre que acabo de escribir. Me reprendo a mí mismo, digo cosas como: “eres el dueño de tu mente, puedes pensar lo que quieras, cuando quieras”, pero por más que trate de razonar, no logro ningún resultado.

Para continuar leyendo, clic en MORE.

Aún no le encuentro la explicación a este fenómeno,  y debo reconocer tampoco quiero encontrarla.  Eso le da un toque místico al proceso. Leyendo sobre la vida de Alejandro magno me sorprendió la influencia que los escritos de Homero (Autor de la Ilíada, La odisea, etc.) tuvieron en este personaje. Negarse a percibir la vida como un libro ya escrito con un inicio, nudo y desenlace,  sino como un completo desafío contra el destino en el que dioses y criaturas mitológicas toman partido en nuestro predecible universo e influencian historias, artes, naciones y personalidades dándole el ingrediente de incertidumbre que nos permite colocarnos hasta el lugar al que nuestra mente nos pueda llevar, es una actitud sencillamente fascinante.   Y,  atreviéndome a hacer un paralelo en este hecho (Lo sé, es bastante descarado contrastar actitudes de este personaje con las mías, pero ¿Qué puedo hacer?), quiero pensar que mis escritos no son producto de mi voluntad humana y por ende, predecible, aburrida y finalmente imperfecta en todo sentido, sino de una fuerza mística que sabe sobre que, como y cuando escribir las palabras correctas. Como una diosa que habla a mi oído solo cuando ella quiere que este mortal instrumento sea de utilidad. Es en ese momento cuando algo mágico ocurre, las ideas fluyen, las palabras florecen como árbol en primavera, los personajes van apareciendo en mente en una imagen clara y límpida. Es allí cuando puedo escribir muchas páginas sin parar, desconectarme del mundo y dejarme llevar por esa pasión que posee cada musculo de mi cuerpo. Solo luego de finalizar un proceso como el anteriormente descrito, leo un momento lo que acabo de escribir, reflexiono y solo me atrevo a concluir: “¿Lo ves? Aquel no era ni de lejos, el momento.”

Anuncios

Un comentario en “¿Cuándo escribir?

  1. Que puedo decir lo has dicho todo…pero me asombra ver en ti estas analogias ….jajajajaja i like that

    “Como una diosa que habla a mi oído solo cuando ella quiere que este mortal instrumento sea de utilidad. Es en ese momento cuando algo mágico ocurre, las ideas fluyen, las palabras florecen como árbol en primavera´´…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s